ECOTURISMO TURISMO NATURAL
21/03/2017
Mostrar todo

Combate el dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una de las dolencias más comunes, condicionando el día a día de quien lo sufre. Los sencillos ejercicios que detallamos en este artículo te permitirán combatir el dolor de cabeza por tensión muscular.

Muchos de los dolores físicos que se padecen tienen su origen en la ansiedad, el estrés y en una alimentación inadecuada. Aunque estos ejercicios te ayuden a eliminar o mitigar los dolores de cabeza, no debes olvidar que son un síntoma y que el problema que origina el dolor sigue ahí.

Conocer las causas que generan el dolor de cabeza es esencial para que en muchas ocasiones con cambios en los hábitos de vida o en la alimentación se consiga eliminar definitivamente y sin el uso de fármacos esas molestias diarias.

Ejercicios autoaplicables para eliminar el dolor de cabeza por tensión muscular

Normas de aplicación

El tratamiento del dolor de cabeza por exceso de tensión muscular se lleva a cabo mediante la realización de dos tipos de ejercicios:

  • Ejercicios de relajación antes de acostarse por la noche con autosugestión.
  • Ejercicios para realizar cuando aparezca el dolor de cabeza o en su ausencia una vez por la mañana.

Ejercicios noche

Relajación
Sentado y bien apoyado en el respaldo de un sillón hacer ejercicios de relajación, sobre todo incidiendo en los ejercicios de tensión – relajación de la frente (fruncir y arquear las cejas, soltándolas lentamente, hasta sentir más y más relajación y ejercicios con los hombros, subiéndolos y echándolos hacia delante y soltándolos progresivamente hasta sentirlos completamente relajados). Al terminar con los ejercicios de tensión – relajación, descansa concentrándote en tu propio bienestar y en la respiración.

Autosugestión
Una vez que haya conseguido la relajación, Proponte levantarte mañana sin dolor de cabeza, fresco y dispuesto para el trabajo.

Concéntrate en ello profundamente, al estar relajado dite a ti mismo: «relájate más y más, pensando que mañana te levantarás fresco y con la cabeza completamente despejada».

Ejercicios diurnos

Relajación
Realizar los ejercicios de relajación abreviada aprendidos en la sesión de terapia, concentrándote, sobre todo, en la frente, cuello y hombros, hasta conseguir un alto nivel de relajación.

Masaje
Continúa relajado como antes y date un masaje con la mano derecha, de manera que los dedos pulgar (por una parte) y los restantes (por otra) se desplacen desde la parte central y superior de la frente hacia los lados y hacia debajo en dirección a las sienes. Repite el mismo ejercicio con la mano izquierda. Repítelo una vez más con cada mano muy despacio y descansando al terminar el masaje permaneciendo relajado unos minutos. Respira lenta y profundamente, al menos cuatro o cinco veces.

Concentración
Continua relajado como antes y concéntrate en tu dolor, observa que va disminuyendo poco a poco. Concéntrate sintiendo como se va alejando. Tu cabeza se siente cada vez más despejada.

Proponte que tu cabeza esté completamente despejada en el plazo de tiempo que desees, en las primeras sesiones marca plazos mayores y progresivamente los vas disminuyendo. Un plazo inicial aceptable puede ser de una hora y, tras una semana, de quince minutos.

Respira lenta y profundamente cuatro o cinco veces.

Bienestar
Concéntrate, con los ojos cerrados, sintiendo como tu cuerpo cobra un nuevo vigor y un estímulo general. Tu cuerpo se renueva y tu cabeza se siente ligera y con sensación de frescor en tu frente cada vez mayor. Todo tu cuerpo siente una agradable sensación de bienestar. Tu frente está fresca y tu cabeza muy relajada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obtén tus 3 MasterClass gratuitas

Share This
× ¿Cómo puedo ayudarte?