OBSERVANDO MI OBSERVADOR

Hola.

En el camino de la realización personal, baso en el estudio y la práctica de principios universales, acudimos a descubrir el poder de la autodisciplina y a utilizar herramientas poderosas como la lectura comprensiva, la escucha activa  y la asociación  positiva.

En este viaje, el objetivo es despertar el observador interno para dar un paso más allá de los condicionantes  ambientales, familiares y sociales.

NUESTRA MANERA DE MIRAR LA VIDA.

Depende de dos aspectos fundamentales:

a) Nuestra manera de interpretar un hecho.

b) el medio ambiente en el que uno se desarrolla.

Ambos puntos determinan nuestro comportamiento.

FACTORES QUE INFLUYEN.

Además de la genética, capacidades y temperamento, nos influye la cultura y el medio ambiente en el que nacemos.

Nuestra particular visión e interpretación de los hechos que nos ocurren.

Uno nos afecta de fuera a dentro y el otro de dentro a fuera.

EMPEZANDO POR LO QUE ESTÁ EN MI ÁREA DE CONTROL.

Sí, queremos cambiar nuestros resultados en la vida, tendremos que cambiar nuestras acciones.

Sí, queremos cambiar nuestras acciones, tendremos que mirarnos a nosotros mismos.

Solo observando nuestra manera de mirar, descubriremos que los hechos observados no son como son, sino como los interpretamos nosotros.

Llegado a este punto veamos algunos puntos que nos traigan claridad  sobre el observador.

1. El observador personal es aquel que se encuentra en constante introspección y autoevaluación. Es consciente de sus pensamientos, emociones, comportamientos y reacciones en diferentes situaciones.

2. El observador personal busca comprenderse a sí mismo y adquirir un mayor conocimiento de su propia naturaleza. Examina sus creencias, valores y suposiciones subyacentes para obtener una comprensión más profunda de su identidad y cómo se relaciona con el mundo que lo rodea.

3. Este observador también está atento a sus propias fortalezas y debilidades. Reconoce sus talentos y habilidades, así como sus áreas de mejora. Utiliza esta información para crecer y desarrollarse personalmente.

4. El observador personal es consciente de la influencia que sus propias percepciones y prejuicios tienen en su interpretación de la realidad. Busca mantener una mente abierta y cuestionar sus propias suposiciones para evitar sesgos y juicios erróneos.

5. Este observador es capaz de separarse emocionalmente de las situaciones y adoptar una perspectiva más objetiva. Puede observar sus propias emociones y reacciones desde una distancia y evaluar cómo están influyendo en su forma de pensar y actuar.

6. Finalmente, el observador personal tiene la capacidad de aprender y crecer a través de la autorreflexión. Utiliza sus experiencias como oportunidades para el crecimiento personal y busca constantemente mejorar y evolucionar como individuo.

Entendido este mecanismo psicológico cerramos con una reflexión:

«Todos los libros que leemos de superación, crecimiento

personal y liderazgo trabajan sobre nuestro OBSERVADOR.»

Adelante y éxito.

Flora Cervan Gaitán

Jose Luis Romero Dávila

Coordinadores AVN.

Artículos relacionados

Respuestas

WhatsApp

FORMULARIO DE RESERVA

Introduce tus datos