PIENSA FUERA DE LA CAJA

Hola.

Seguimos trabajando el observador, en esta ocasión nos centramos en el marco donde actúa. La invitación está hecha pensar fuera de la caja.

¿Qué es la Caja?

La caja es el medio y el ambiente en el que nos hemos desarrollado, hemos aprendido a pensar, hemos construido nuestras creencias y una visión particular de la vida.

Los resultados son consecuencia de nuestras acciones. Solo despertando a nuestro observador es como valoramos nuestras acciones.

Las podemos justificar (dentro de la caja) o podemos encontrar nuevas opciones (fuera de la caja).

Asumiendo el compromiso.

Puedo quedarme repitiendo mi repertorio de acciones que siempre me llevan al mismo lugar o puedo comprometerme en modificar primero mi observador para después modificar mis acciones.

Llegados a este punto aquí van seis puntos para comprender bien como salir de la “caja de pensamiento.”

Salir de la “caja de pensamiento” se refiere a romper con los límites y restricciones mentales que nos impiden explorar nuevas ideas y soluciones creativas. Aquí tienes seis puntos que pueden ayudarte a salir de esa caja y fomentar un pensamiento más abierto y expansivo:

1. Cuestiona suposiciones: Examina las creencias y suposiciones subyacentes que tienes sobre un tema en particular. Pregúntate si esas suposiciones son realmente válidas o si podrían ser desafiadas y revaluadas. Abre tu mente a diferentes perspectivas y considera otras posibilidades.

2. Amplía tus horizontes: Exponte a una variedad de experiencias, conocimientos y perspectivas. Lee libros y artículos de diferentes géneros y disciplinas. Participa en actividades fuera de tu área de confort y busca la diversidad en tus interacciones sociales. Cuanto más amplio sea tu conjunto de experiencias, más ideas nuevas y frescas podrás generar.

3. Fomenta la curiosidad: Cultiva una actitud de curiosidad constante. Haz preguntas, investiga y explora. No des por sentado lo que ya sabes, sino que mantén una mente abierta y busca constantemente aprender cosas nuevas. La curiosidad es una poderosa herramienta para desafiar la complacencia y descubrir nuevas posibilidades.

4. Practica el pensamiento lateral: En lugar de seguir un camino lineal y lógico, intenta el pensamiento lateral, que se enfoca en encontrar soluciones fuera de los patrones de pensamiento habituales. Utiliza técnicas como el juego de roles, las analogías y las asociaciones libres para estimular tu creatividad y encontrar nuevas conexiones entre ideas aparentemente no relacionadas.

5. Acepta el fracaso como parte del proceso: No temas cometer errores o fracasar en tus intentos de salir de la caja de pensamiento. El fracaso es una oportunidad de aprendizaje y puede conducir a nuevos descubrimientos. Permítete experimentar y explorar sin el miedo al juicio o la crítica. Aprende de tus errores y utilízalos como trampolín para nuevas ideas.

6. Rodéate de personas diferentes: Interactúa con personas que piensen de manera diferente a ti y que tengan perspectivas únicas. Al exponerte a diferentes formas de pensar, desafiarás tus propias ideas preconcebidas y te verás estimulado a considerar diferentes enfoques. Las conversaciones y colaboraciones con personas diversas pueden ser fuentes de inspiración y te ayudarán a expandir tus límites mentales.

Recuerda que salir de la caja de pensamiento es un proceso continuo que requiere práctica y perseverancia. Mantén una mentalidad abierta y flexible, y estarás en camino de generar ideas innovadoras y encontrar soluciones creativas.

Para terminar os dejamos con una cita del filósofo francés Gastón Bachelard. Un problema sin solución suele ser un problema mal formulado.

Es hora de practicar y explorar las infinitas posibilidades.

Éxito.

Flora Cervan Gaitán

Jose Luis Romero Dávila

Coordinadores AVN

Artículos relacionados

Respuestas

WhatsApp

FORMULARIO DE RESERVA

Introduce tus datos